Resumen 2014. El año de mi confirmación como runner

Acaba 2014, un año muy intenso y exigente en lo relativo a mi faceta como corredor.

2014 termina, pero nació con una gran ilusión, con una motivación brutal debido a que sería el año de mi debut en una maratón, pero no pudo ser, todo el esfuerzo y el trabajo de meses se esfumaba apenas dos semanas antes de mi gran reto para este año. El Maratón de Sevilla.

Pero no podemos olvidar que somos corredores aficionados, que tenemos obligaciones mayores y que se anteponen en momentos puntuales a la afición y la pasión que podemos tener por este deporte, provocando que aquello por lo que tanto has luchado y entrenado se ve truncado dejando nuestra ilusión por los suelos y nuestro sueño sin cumplir.

La familia, los seres queridos y el trabajo siempre deben estar antes como obligación que cualquier carrera que tengas como objetivo por muy importante que sea.

Y precisamente 2014 me ha demostrado eso, que si no cumples tu objetivo por alguno de esos factores el tiempo sin duda te devuelve la oportunidad, siempre que sigas trabajando y entrenando para ello con la mayor de las ilusiones.

Pero por encima de todo 2014 es el año de mi confirmación definitiva como runner.

Desde que vivo en Málaga, allá por noviembre de 2010 empece a correr sólo por mantenerme bien físicamente pero para nada con ningún objetivo ni mucho menos con la intención de competir en ninguna carrera. 2013 es el año en el que decido dar el salto y marcarme los primeros retos, inscribirme a las primeras carreras y crear “Runnáticos Club de Corredores” con mi compañero Salva, pero sin duda este año que termina es en el que me he quedado definitivamente atrapado en esta pasión ya que el margen de mejora obtenido, el resultado a tanto esfuerzo y la satisfacción permanente cada vez que me calzo unas zapatillas para entrenar o competir es indescriptible.

Ha sido un año de muchos entrenamientos, casi 200 sesiones. De muchos kilómetros entrenando, me salen más de 1500. 408 kilómetros en 26 carreras y media (MiMaratón de Málaga) y sólo dos semanas de reposo por una tendinitis en mi pie izquierdo a finales de abril.

Gran suerte la mía en cuanto a lesiones.

Dos grandes retos conseguido: #September100 y finalizar las 9 Medias Maratones de la Provincia de Málaga.

Un Medio Maratón más, mi debut en montaña con el Trail La Capitana y la gran aventura de finalizar en Sierra Nevada el USN30 el 13 de septiembre. Alguna carrera solidaria, mi primera toma de contacto con Jarapalos, un par de nocturnas y varias populares.

Y quizás lo más importante de todo: Los amigos y compañeros con los que he compartido tantos momentos de satisfacción en el asfalto y en la montaña.

Han aparecido gente nueva a la que tengo que agradecer todo su apoyo y confianza. Compañeros de carreras y entrenamientos que no han dudado un instante en llamarme para salir a correr y compartir con ellos kilómetros y experiencias. Amigos que han aparecido en mi vida por la casualidad de compartir esta pasión y que han llegado para quedarse en mi parcela privada, en mi corazón runnático.

Runnáticos, mi humilde club, cumplió un año en noviembre. Esta pequeña familia que crece muy poco a poco con gente extraordinaria que comparte su ilusión y sus ganas de mejorar día a día, de crecer como deportistas de calle, con el único premio que podemos obtener: la satisfacción personal y el fruto de nuestro trabajo y esfuerzo cuando cruzamos la meta de cualquier carrera, ya sea un Ultra Maratón o un 5K.

Gracias a todos, sois grandes “Runnáticos”.

Mañana termina 2014 y que mejor forma que hacerlo, si no corriendo. La San Silvestre de Palma-Palmilla pondrá el broche de oro a este año y dará paso a un 2015 con muchísimos sueños, grandes retos y el deseo de subir otro escalón más en esta carrera, en esta afición deportiva y en este proceso de evolución personal que va de la mano de la vida misma.

En apenas una semana cumplo 40 años, siento que estoy en el mejor momento personal y profesional de mi vida y al margen de todo lo bueno que en ambos sentidos me rodea, tengo el firme convencimiento que sin el running, sin esta pasión que vivo cada día de mi vida, nada de lo anterior sería posible.

Echemos el telón a 2014 y demos paso a un 2015 cargado de buenos kilómetros y muchas carreras terminadas y por encima de todo, disfrutadas.

Adiós 2014, adiós año querido, no te olvidaré fácilmente.

Sevi Fernández.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y en breve lo publicaré.