Llámame loco pero me he inscrito a la Subida al Veleta

Sí, llámame loco si quieres y entenderé que lo hagas.

Cuando a una semana escasa de afrontar mi primera carrera de ultrafondo, donde tenía que tener puestos los cinco sentidos saco un espacio de tiempo para inscribirme a una carrera, y no una carrera cualquiera, una prueba que su cartel anunciador dice que es considerada “la más dura del mundo”, la que se corre a más altura de toda Europa, con una distancia de 50 kms., impaciente de que llegase el día de hoy y... me inscribo.


Pero resulta que desde hace muchos años, cuando ni tan siquiera me planteaba los retos que a estas alturas de mi vida afronto, veía resúmenes (de esos que casi nadie ve) en televisión española o escuchabas decir a corredores que había una carrera durísima, con altas condiciones de dificultad y sólo para algunos locos que pueden plantearse pruebas de este calibre, era en ese momento en el que sentía una envidia sana brutal y soñaba con que algún día mi vida pudiera dar un giro radical y poder plantearme participar en este tipo de pruebas.

Una carrera que une el mismo centro de Granada con la cima del Veleta, que entrelaza una de las ciudades más bellas del mundo (si no la que más) con un paraje natural inigualable que pone techo a nuestra península ibérica.

Soy asiduo visitante de Granada, he subido a Sierra Nevada en muchas ocasiones, me considero un enamorado de ese enclave, tiene algo que me atrapa y me enamora, que me inspira y me hace sentir diferente, otra persona, otro corredor. He sido un privilegiado y he tocado el cielo desde el Gran Mulay (Mulhacén) en alguna ocasión y el año pasado mientras competía en la USN30, al llegar a Pradollano y cruzar la meta sabía que el año próximo afrontaría este reto y aspiraría a ser uno de los 500 runners privilegiados que alcanzaremos la meta (eso espero) de la mítica cima, emblema y bandera de Sierra Nevada.

Pico Veleta y carretera a la cima a mi paso camino de Mulhacén en 2012


Ahora, desconecto durante unos días y me centro en “Los 101”, pero una vez me recupere de las secuelas que me pueda dejar Ronda empiezo a preparar con ilusión, respeto absoluto y esfuerzo este reto que ya tengo entre mis manos.

Llámame loco si quieres. Pero no podrás comprender, ni compartir mi pasión si no entiendes mi locura y el próximo 9 de agosto estaré como un loco más a los pies de La Alhambra tomando la salida para tocar, horas más tarde, el cielo infinito que el Veleta me ofrece.

Sevi Fernández
#pasodetiempos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y en breve lo publicaré.