Historia de un bidón. Por @contadordekm

Las redes sociales, más concretamente twitter, hace que a veces te lleguen historias de amigos, runners y blogueros, que te llegan al alma.

Soy seguidor de @contadordekm en twitter (lo recomiendo), alguien que sin conocerlo personalmente tengo la sensación de que es un buen tipo y que su filosofía como corredor se aproxima mucho a la mía. Vivir experiencias, sentir las carreras, o como subtitula su blog: "corre por los que no pueden hacerlo".

Hace unos días me llegó este enlace a una de sus entradas con el que me siento tremendamente identificado y que, reconozco que la historia me llegó al alma y por ello quiero compartirlo en #pasodetiempos.

Desde que lo leí no solo soy muy fan del #tractorismo, cosa que ya lo era, sino también de Peppa Pig, pero sobre todo, de Martina.

Gracias Ángel por compartir tu historia con nosotros, demostrando que tras cada entrenamiento, cada carrera y cada reto conseguido hay algo que nos empuja y nos da la fuerza y el aliento necesario para conseguirlo.

Os dejo con esta emotiva historia.

10000 visitas


Comparado con otros espacios webs de temática similar no son muchas visitas, eso dirían los que de verdad entienden de ésto de la blogosfera, pero para mi son 10.000 muestras de agradecimiento que no sabría como recompensar.

A finales de enero, alcanzamos las 5.000 visitas y me marqué como objetivo doblarlas antes de final de año. Y así ha sido.

10.000 gracias a todos y me comprometo a seguir alimentando este humilde espacio contando historias y vivencias como runner, haciéndome eco de otras de amigos y compañeros del asfalto o la montaña y analizando las carreras en las que participo.

¿Próximo objetivo?

20.000 visitas antes de participar en el próximo RNR Madrid Maratón el 24 de abril de 2016.

Lo dicho 1, 2, 3, 4, 5, 6.... y  así hasta más de 10.000 gracias amigos.

Sevi Fernández
#pasodetiempos
@sevifernandez_


Carrera Popular Villa de Casabermeja 2015

Allez Antonio!!! Crónica del Maratón de Bruselas 2015


Ya en la tranquilidad de la vuelta a casa, en los días siguiente prácticamente recuperado de molestias, me vienen a la mente muchas imágenes del pasado maratón en Bruselas pero por encima de todo aquellas que resumen lo vivido durante prácticamente 4 horas de durísima carrera, con un perfil muy exigente y donde mi físico volvió a ponerse al límite y mi cabeza, esa que tan bien me funciona en los momentos de debilidad, supo tirar de mí hasta la meta.
Allí en el km42 me esperaba el último empujoncito en forma de ánimos y gritos de apoyo, y sobre una de las vallas, y sujeta por mi gente, la bandera de mi país, al que he representado fuera de sus fronteras y de lo que me siento orgulloso.
La agarré entre mis manos y me dispuse a correr los últimos metros con ella, mirando al cielo con rabia y gritando: Sí. Sí se puede, joder!!! Vaaaaaaamooooooooossss!!!


Reto 360º Solidarios


Ya me comentó algo en la Carrera de laFeria de Mijas Juan (elcorredorerrante.com) a finales de agosto, me dijo que estaba preparando algo gordo, un reto solidario pero por su manera de transmitirlo y viniendo de él imaginaba que no sería cualquier cosa, que sea cual fuese el reto no iba a dejar indiferente a nadie.

Algo me dejó caer de por donde lo encajaría, la Gran Senda de Málaga, y si tenía claro desde un principio que la razón solidaria y beneficiaria de la gesta sería la FUNDACIÓN CUDECA.

La llamada de Rafa

Desde hacía mucho tiempo rondaba en mi cabeza la posibilidad de hacer un maratón. Ya en aquellos tiempos en los que uno pensaba que podría ser alguien en el mundo del fútbol veía con cierto recelo y envidia a esa gente, aquellos locos por los años noventa que corrían por las carreteras aledañas a mi pueblo y que escuchabas aquello de que, tal o cual, está preparándose para correr el maratón.

Pero maratón es una palabra cuyo significado en función de quien lo diga puede hacer referencia a la mítica distancia de 42,195 kilómetros o muchos llamaban o llaman maratón a cualquier carrera sea cual sea la distancia.

La época futbolera se pasó y nada, no viví de aquello. Las primeras carreras populares también aparecieron a finales del pasado siglo (que mayor soy ya) pero tampoco me enganchaba del todo y la docena de años en la desidia personal y deportiva más absoluta también pasaron, mejor olvidarlo.